Cómo maquillarse a los 50 para rejuvenecer el rostro

El paso del tiempo es algo contra lo que no podemos luchar de modo que tenemos que aceptar nuestro aspecto a lo largo de los años. Maquillarse cuando la piel ya está madura puede ser todo un reto, pero existen algunas claves que nos van a permitir poder maquillarnos de manera correcta y difuminando las […]

El paso del tiempo es algo contra lo que no podemos luchar de modo que tenemos que aceptar nuestro aspecto a lo largo de los años. Maquillarse cuando la piel ya está madura puede ser todo un reto, pero existen algunas claves que nos van a permitir poder maquillarnos de manera correcta y difuminando las arrugas o líneas de expresión. Veamos ahora todas las claves para saber cómo maquillarse a los 50 para rejuvenecer el rostro.

La piel madura presenta nuevos desafíos para las mujeres mayores de 50 años a quienes les gusta tener su maquillaje siempre actualizado. Por suerte en la actualidad tenemos buenos productos, específicos además para maquillar una piel madura, pero además, tenemos la opción de recurrir a trucos para mejorar los contornos de los ojos, la boca y la piel sin que el maquillaje nos pese o nos haga parecer mayores.

Apuesta por bases ligeras

Las bases fluidas son las mejores amigas de la piel madura. Y, cuanto más delgada sea la capa base, menos posibilidades hay de marcar las líneas de expresión y más natural es el resultado. El truco es optar por una base ligera que cubra bien la piel, pero sin pesar: la clave no es tratar de ocultar las líneas de expresión que es algo que nunca vas a lograr, sino intentar suavizarlas, de manera que te veas natural aunque resplandeciente con un tono más uniforme, y con un aspecto rejuvenecido.

Apuesta por la ceja delineada

Destacar el contorno de las cejas marca bastante la diferencia y enseguida lo notarás en la cara. Después de los 50 años, es posible que te veas muchas calvas en las cejas, de modo que es importante usar un lápiz o una sombra de ojos, para rellenar todos los huecos en la ceja y cepillar luego bien con un pincel para definir bien las cejas y lograr que se vean perfectas.

Elige sombras suaves

Cualquier sombra muy oscura o marcada lo único que hará será endurecer tus facciones y de alguna manera hacer incluso que te veas mayor de 50 años. Si eliges sombras suaves o de colores neutros, conseguirás que tus ojos no solo se vean bonitos, sino también más abiertos y de este modo podrás lucir rejuvenecida.

Maquilla bien los ojos

Por otro lado, al margen de las sombras es importante que sepas también maquillar los ojos de forma correcta a partir de los 50, ya que es en esta zona donde posiblemente notarás más el paso de los años (debido a las temidas patas de gallo).

Lo ideal es que apliques una ligera sombra neutra como te hemos mencionado, pero también que evites aplicar lápiz y sombra de ojos en la parte inferior de los ojos, así que es mejor centrarse en el párpado superior.

De este modo, una sombra de ojos marrón suavemente ahumada, con un lápiz aplicado en las pestañas superiores y una máscara de pestañas aseguran un efecto rejuvenecedor de «descanso» y ese aire sofisticado y elegante que toda mujer de 50 años siempre busca.

Apuesta por el «blush» o rubor

Uno de los signos más identificativos de la juventud es que las mejillas suelen estar siempre rosadas, algo que se va perdiendo con el paso de los años, pero que nosotras podemos conseguir si nos decantamos por aplicar un poco de «blush» o rubor aunque sin pasarnos.

Lo mejor entonces es que apostemos por un rubor que sea de color rosa o durazno y difuminar bien en la mejilla y en concreto en los pómulos.

Opta por un maquillaje de labios natural

En cuanto a los labios, es mejor resaltar la boca de forma natural, para que se vea con volumen, pero sin pasarnos con el color. El truco aquí estará en aplicar un labial nude en el contorno de los labios, que te permitirá poder aumentar su volumen y después tienes que rellenar con un labial neutro que sea de un tono ligeramente más oscuro al contorno.

Utiliza una prebase y una crema con SPF

Antes de maquillarte será necesario que te apliques no solo una crema hidratante sino que es además recomendable que te apliques una crema con SPF, es decir, con factor de protección solar.

El sol es uno de nuestros «enemigos» cuando se trata de manchas o líneas de expresión. Con esta crema no las vas a borrar pero evitarás que salgan más.

En cuanto a la prebase o «primer», que te permita crear una capa invisible que ayude a fijar el maquillaje en la cara, a pesar de que las líneas de expresión están bien marcadas en la piel y que además te servirá para aportar uniformidad al rostro, de modo que te puedas ver también rejuvenecida.

Entre los muchos «primer» en el mercado, será bueno además que apuestes por uno que tenga partículas luminosas o una que sea iluminadora ya que asegurará que la piel luzca sin marcar las líneas de expresión.

Advertisement

Atención al corrector

El corrector también debe ser lo más fluido posible. Aplica el corrector, haz el resto del maquillaje y cuando esté terminado, el truco es eliminar el exceso y aplicar un poco de polvo translúcido para sellar. Para lograr el efecto deseado, el polvo debe ser lo más delgado posible.

Aplica la base con los dedos

Por otro lado, será bueno que la base y el corrector se apliquen con los dedos, ya que de este modo, y gracias al calor de las manos, lograrás que la base se filtre y funda mejor con la piel de manera que lograrás que el maquillaje se vea más uniforme y con ello vas a poder verte rejuvenecida.

No te olvides del iluminador

El iluminador es un producto al que le vas a poder sacar mucho partido para poder verte con mejor aspecto y rejuvenecida. La clave está en no aplicar demasiado producto, y sobre todo, hacerlo de forma correcta, es decir, aplicando el iluminador en la zona superior del pómulo, justo por encima de donde hayas aplicado el rubor.

Artículos de interés:

Cómo maquillarse a los 50 para rejuvenecer el rostro
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar