ventajas-e-inconvenientes-de-los-champus-sin-sulfatos
Consultorio

Ventajas e inconvenientes de los champús sin sulfatos

A la hora de escoger champús, tenemos para elegir entre champús comunes que, generalmente llevan sulfatos, y una nueva gama de champús sin sulfatos que nacen de modo especial con la finalidad de proteger nuestro cabello mediante tratamientos menos agresivos. Teniendo ambas alternativas, la respuesta será siempre inclinar la balanza hacia las opciones más naturales, pues son más beneficiosas para la salud y el medioambiente. Ahora bien, hay razones por las cuales se ha venido empleando los sulfatos para hacer champús. ¿Quieres conocer las Ventajas e inconvenientes de los champús sin sulfatos? Pues lee hasta el final y decide con cuál te quedas.

Usar champús sin sulfatos

Ventajas de los champús sin sulfatos

No hay producto perfecto, sino necesidades específicas y diferentes maneras de cubrirlas aunque, eso sí, hay productos que son más beneficiosos, saludables y, desde luego, cuidadosos. Esto es lo que sucede con los champús sin sulfatos. Frente a los cosméticos que llevan sulfatos, los sulfate free son más deseables ya que no contienen este agente químico que ejerce una acción potente y agresiva con la piel y el cabello. Por lo tanto y a priori, nos quedaríamos sin dudarlo con los champús sin sulfatos.

No obstante, y aunque estos champús sin sulfatos tienen muchas ventajas que merecen la pena tener en cuenta, también es cierto que pueden presentar algunos inconvenientes a los cuales hay que acostumbrarse para que tampoco nos llamemos a engaño con su uso.

Comencemos viendo las ventajas de los champús sin sulfatos que, como decimos, merecen la pena porque son champús que aportan nutrientes al pelo y, a diferencia de otras opciones, no le restan hidratación. De hecho, incluso puede aportar al pelo propiedades muy interesantes en función del tipo de cabello y de las necesidades específicas de cada persona. La diferencia con los champús con sulfatos, es que los resultados pueden no ser tan espectaculares ni tan inmediatos, pero a la larga, tener un cabello cuidado es algo que agradecerás.

Usar un champú sin sulfatos

Lo primero es que el champú sin sulfato no seca el pelo. Los sulfatos sí que lo hacen y perder los aceites naturales del pelo puede acarrear consecuencias muy desagradables para la melena, haciendo que pierda elasticidad, suavidad, color y, con todo ello, salud.

Al no causar sequedad, no necesitamos usar ni acondicionados ni mascarillas, porque el pelo no perderá nutrientes, ni agua. El cabello solo perderá la suciedad pero nunca sus lubricantes ni sus vitaminas. Así que no usar sulfatos conviene, ¿verdad que sí?

Consecuencia de que no reseca, el cabello rizado no se encrespa ni los rizos se estropean, así que mantener el peinado será más factible que usando un champú con sulfatos. Y lo mismo podemos decir del pelo teñido, ya que los sulfatos arrastran todo lo que encuentran en el cabello y la piel, incluyendo los pigmentos del tinte haciendo que el pelo pierda color. Si no usas sulfatos, este problema no lo tienes y el tinte dura más tiempo.

Los champús sin sulfatos no irritan la piel, ni causan inflamación del cuero cabelludo, evitando problemas de picores o de piel sensible. Tampoco producen alergia, salvo casos excepcionales en las cuales la persona sea alérgica a algún ingrediente en cuestión que lleve el champú sin sulfato que escoja.

No te pierdas:

Siguiendo en la línea de todo lo anterior, puesto que el champú sin sulfatos no seca, ni es corrosivo, el pelo no se debilita, ni el producto hará daño al pelo haciendo que se parta o, peor aún, que se caiga. Para las personas que sufren caída del cabello, la opción perfecta son los champús sin sulfatos.

Inconvenientes de los champús sin sulfatos

Si estás decidida a cambiar tu champú por uno sin sulfato, aquí te dejamos algunos factores que debes tener en cuenta.

Elegir un champú sin sulfatos

Los champús con sulfatos hacen mucha espuma y, de hecho, si no vemos espuma en nuestra cabeza, creemos que el jabón no limpia.  Pero en verdad, el jabón no necesita hacer espuma para limpiar y, de hecho, la espuma lo que hace es resecar la piel y el pelo.

Otra desventaja de los champús sin sulfatos es que suelen ser bastante más caros que los champús con sulfato. Aunque con respecto a esto, es cuestión de saber que si compramos champús que son elaborados con ingredientes naturales, estamos usando productos más saludables y que aportan propiedades interesantes para el cabello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *