Tendencias

Cómo afecta el calor al pelo y cuáles son los mejores remedios para tratarlo

Cuando llega el verano, solemos poner especial atención o cuidado a nuestra piel, utilizando factores de protección solar con el fin de evitar quemaduras, pero no podemos olvidarnos de nuestro cabello que también, suele verse afectado por las altas temperaturas. Veamos a continuación, cómo afecta el calor al pelo y cuáles son los mejores remedios para tratarlo.

En una entrada anterior conocimos 10 superalimentos para una piel perfecta en verano, pero si además quieres lucir un pelo brillante, suave e hidratado, nada como tener en cuenta el sol y evitar su incidencia con sombreros, además de utilizar los remedios que a continuación os explicamos.

Cómo afecta el calor al pelo

Como afecta el calor al pelo cuales son los mejores remedios tratarlo

El calor del sol y la radiación UV puede dañar el cabello. También puede causar decoloración, que será claramente evidente en el cabello teñido o decolorado. A esto se le suman además los vientos secos y calientes, que eliminan toda la humedad de nuestra piel, cuero cabelludo y cabello y los hacen lucir sin vida y quemados.

Por otro lado, el calor también afecta al pelo si somos personas que sudamos mucho, si bien el sudor en el pelo hace que se convierta en un punto de fricción para todo el polvo y la contaminación que hay en el aire. Por lo tanto, debemos seguir un cuidado especial para mantener nuestro cabello limpio, libre de infecciones del cuero cabelludo y protegido durante los veranos.

Remedios para tratar el pelo cuando hace calor

Como afecta el calor al pelo cuales son los mejores remedios para tratarlo

Veamos de qué modo podemos entonces proteger nuestro cabello durante el verano y en especial para evitar que el calor le afecte demasiado.

Lava bien el cabello

Puede sonarte a algo básico pero lo cierto es que muchas personas no acaban de entender la importancia que puede llegar a tener saber cómo lavarse bien el pelo. La humedad, el calor, el polvo y la sudoración resultante significa que tu cabello y cuero cabelludo son vulnerables a las infecciones bacterianas y fúngicas, especialmente si pasa mucho tiempo al aire libre. Se recomienda usar un champú para lavar y acondicionar el cabello según sea necesario. Sin embargo, el uso excesivo de champú puede agotar la humedad del cuero cabelludo; por lo tanto, es importante elegir un champú humectante que mantenga tu cabello hidratado incluso mientras lo lavas.

Por otro lado, oara evitar el estrés mecánico o térmico, lávate el cabello con agua tibia y haz un enjuague final con agua fría: esto lo hará más suave y brillante. Para evitar dañarlos, reemplaza los peines y cepillos de plástico por otros de madera.

Aplica aceite en el pelo

Engrasa tu cabello regularmente con aceite tibio porque el champú frecuente puede agotar toda la humedad del cuero cabelludo. Al mismo tiempo, no te excedas en la aplicación de aceite, ya que el cabello necesitará una mayor cantidad de champú para lavarlo, y este exceso doble puede ser traumático para el cabello. Usa aceite en cantidad moderada en cada aplicación (con un par o tres de gotas es más que suficiente).

Cubre bien el cabello cuando estés al sol

Incluso unos pocos minutos de exposición directa al sol pueden dañar el cabello. Al igual que la piel, la radiación UV dañina del sol también es peligrosa para el cabello. Cuando salgas, usa algo para cubrirte la cabeza, ya sea una gorra, un sombrero o un pañuelo, que cubra bien tu cabello. Además, comienza a usar productos para el cuidado del cabello como acondicionadores con protector solar; que darán a tu cabello una cubierta protectora. Si puedes, elige uno que tenga semillas de lino, que protegerán tu cabello de forma especial.

Limita el uso de secadores de pelo y planchas calientes

El secador arroja mucho calor sobre el cabello y daña los folículos capilares en el proceso. Así que mantén el calor bajo y mejor aplica una espuma suave sobre el cabello. El uso de la plancha también puede hacer que los poros del cuero cabelludo se abran y esto puede provocar la entrada de suciedad y contaminación, debilitando las raíces.

Lo mejor, y ya que estamos en verano, es mejor dejar que el cabello se seque de forma natural, algo que te servirá para lucir un pelo más hidratado, brillante y sin que tengas encrespamiento.

Ten cuidado al nadar

Con las temperaturas que se llegan a alcanzar en verano, puede ser un alivio pasar tiempo en la piscina, pero puede que no le guste a tu cabello. Será bueno utilizar siempre un gorro de baño o aplica un acondicionador en el cabello antes de entrar a la piscina para protegerlo contra los químicos de la piscina como el cloro. Será bueno además lavar de inmediato después de salir del agua.

Lo mismo podemos decir cuando se trata de bañarse y nadar en el mar. Será bueno enjugar el cabello con agua fresca después de cada baño dentro del mar, de modo que puedas eliminar la fibra capilar que marchita la sal marina. En casa, será bueno utilizar como hemos mencionado, champús solares específicos que eliminen cualquier residuo sin frotar: generalmente proporcionan hidratación sin engrasar. Por esta razón, se pueden usar todos los días con una sola aplicación.

Corta el pelo

También será bueno cortar el cabello cuando comience la temporada de verano para que no haya puntas abiertas y cabello dañado. Esto asegura que el cabello sea más saludable para empezar. Usar un champú y acondicionador humectante es importante para prevenir la resequedad adicional que suele sufrir el cabello en verano.

Presta atención al encrespamiento

Nadie quiere tener una pequeña cabeza llena de encrespamiento. La humedad en el aire es lo que conduce al frizz de verano. Ayuda a domesticar los pelos sueltos (y el encrespamiento) con el uso de un suero o sérum para el pelo que esté lleno de vitaminas. Este tipo de producto hará que tu cabello de verano se sienta extra suave, más liso y, lo que es más importante, no graso ni pesado.

Olvídate de teñir el pelo en verano

Si un impulso repentino de cambiar el color del cabello se ha apoderado de ti, detente y piensa. Definitivamente no se recomienda hacerlo justo antes de partir para las vacaciones de verano, ya que este procedimiento lleva tiempo para garantizar que el cabello recupere la vitalidad y, sobre todo, para evitar que el color se desvanezca con el poder aclarador del sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *