Tendencias

Exfoliante facial casero, recetas paso a paso

La cosmética casera es una técnica con tantos años que ni siquiera se conoce cuando empezó el ser humano a crear en casa sus propios ungüentos, así que imaginad todo el tiempo que ha pasado y todavía seguimos practicándola.

Aunque realmente lo que tenemos más presente no es hacer todos nuestros productos en casa, sino ir a la tienda más cercana (o la que más nos gusta) y comprarlos, así nos ahorramos el tiempo invertido en hacerlos nosotros mismos, aunque tengamos que pagar un poco más.

Pero, os propongo un plan, ¿y si intentamos cambiar esa percepción por un solo día y nos ponemos manos a la obra con nuestros productos para el cuidado de la piel?, solo una vez bastará para que comprendáis la enorme cantidad de beneficios que tiene esta técnica.

¿Sabéis lo que es un exfoliante?, este producto va a ser nuestro punto de mira, con él conoceremos lo que es hacer por nosotros mismos un cosmético capaz de limpiar la piel a fondo con apenas ingredientes naturales y respetuosos con la dermis y el medio ambiente.

Si aceptáis este plan y queréis hacer un exfoliante en casa con pasos muy sencillos y en menos de 5 minutos, ¡sigue leyendo, te encantarán las recetas!

Una piel sana, depende del cuidado que le demos…

La piel en su máxima extensión es un órgano, aunque quizás a veces no lo parezca, porque tenemos la idea de órgano el corazón, los pulmones, el estómago, etc. Aun así la dermis es el más extenso de todos ellos y el que más expuesto se encuentra.

La función principal de la piel es protegernos de los diferentes radicales libres, sin embargo para que pueda desarrollar su función de forma correcta necesita encontrarse en un estado óptimo y eso es justo, lo que debemos hacer, satisfacer todas sus necesidades básicas.

Solo así podremos conseguir que el aspecto de nuestro cutis sea espléndido, tal y como lo soñamos, así que ¡¿a que esperamos para conseguir un rostro de lo más hermoso?!

La cosmética casera nos ayudará enormemente a conseguirlo, ya que cuidar de la piel mediante productos hechos en casa, con sustancias naturales y procesos respetuosos y sostenibles, será la forma más bonita y correcta de conseguir ese rostro que tanto deseamos.

La cosmética casera, una declaración de amor hacia nuestra piel

Cuando hablamos de hacer un cosmético en casa, debemos mirar un poco más allá y darnos cuenta que se trata de un gesto realmente importante, por la simple razón de que no es solo tener un exfoliante (como en este caso), sino que es mucho más.

Hacer cosmética casera es frenar el ritmo acelerado de la vida y pararnos por unos instantes, disfrutar de los olores y los procesos que hay que seguir con las diferentes sustancias que necesitaremos, utilizar ingredientes naturales y ofrecerle la mejor calidad a nuestra piel (sin la necesidad de gastarnos un dineral) y por último, deleitarnos en el momento de usarlo, recibir todas sus propiedades y lucir un cutis lleno de vida, luminosidad y ¡estar más radiante que nunca!

Todo eso se esconde tras las palabras <<cosmética casera>>, por lo tanto, ¿aún dudáis sobre si practicarla o no?

Además, esta técnica tiene numerosos beneficios, de los que os voy a enumerar algunos de ellos a continuación:

  • Oportunidad de personalizar los productos a tu tipo de piel y tus necesidades. 
  • Recibir un trato de lo más respetuoso hacía nuestra piel. 
  • Debido a la afinidad de los ingredientes naturales y nuestra propia naturaleza, conseguiremos mejores resultados. 
  • Se trata de un proceso mucho más sostenible para el planeta en general, ya que terminaríamos con esa sobreproducción.
  • Nos permitirá ahorrar dinero en cuanto a los productos, ya que esta cosmética es mucho más económica. 

Como podéis ver, sólo con estos 5 beneficios ya podemos hacernos una idea de lo maravillosa que es esta práctica, así que ¡no te pierdas las recetas que os he traído para que podáis hacer vuestro propio exfoliante facial!

El exfoliante, un producto esencial

La limpieza diaria de la dermis es muy importante para que ésta funcione de forma correcta, por lo tanto el desmaquillante y el limpiador nunca deben faltar en nuestras rutinas diarias, pero no debemos olvidarnos de uno de los productos más importantes en este campo y que sin embargo no todo el mundo es consciente.

Los productos de limpieza diaria son muy efectivos a la hora de eliminar la suciedad de la piel, sin embargo no tienen la capacidad de limpiar a fondo, es decir, no son capaces de incidir sobre el interior de la piel y eliminar toda esa suciedad que se encuentra acumulada en el cutis.

Por lo tanto necesitamos la función de un buen exfoliante, este cosmético se encargará de penetrar hasta las capas más profundas y mediante la fricción con la piel arrastrará todas las impurezas que se encuentran acumuladas en el rostro, por lo tanto dejará los poros completamente desobstruidos y una limpieza mucho más profunda de la dermis.

Este producto tiene un impacto mucho mayor en la piel, es por ello que no suele ser de uso diario, sino que su uso se recomienda de una a dos veces semanales, dependiendo un poco del fabricante y de nuestro tipo de piel.

Bote exfoliante facial

Recetas de exfoliante facial casero

Ahora que ya tenemos clara la importancia del cuidado de la piel y la efectividad y función tan sumamente esencial del exfoliante, seguro que todavía tenéis más ganas de poder hacer uno en casa, además os diré que las recetas que os traigo son muy sencillas, seguro que la mayoría tendréis en casa los ingredientes que vamos a necesitar.

Además, no os llevará más de 5 minutos hacer un exfoliante, así que tendremos que parar y disfrutar de un tiempo de tranquilidad pero sin perder demasiado tiempo, para aquellas personas que no dispongan de éste por el motivo que sea.

Dicho esto, es el momento de comenzar, así que ¡manos a la obra!

1º Receta: Exfoliante de café

El café es habitual en la enorme mayoría de las casas, ¿en que casa no hay una bolsita de café?, seguro que algún miembro de la familia o incluso vosotros mismos lo tomáis de forma habitual o esporádica, por lo tanto estoy segura que casi todos tenéis este ingrediente.

Los que no lo tengáis y queráis hacer esta receta, podéis comprarlo cualquier tipo de café, tan solo nos debe importar el gránulo, el sabor no es algo que le interese a nuestra piel 😉

Gracias a sus propiedades y a su gránulo fino será genial para limpiar la dermis y para conseguir reducir la presencia de las ojeras, así como también aportará un tacto de lo más suave al rostro.

Ingredientes

  • Media taza de café molido (no importa la marca)
  • Un cuarto de taza de azúcar (la que queráis, pero que tenga un grano fino)
  • Dos cucharadas de aceite de oliva o de aceite de almendras (si preferís otro, genial, pero siempre y cuanto no sean oclusivos)

Pasos a seguir para su fabricación

  1. Empezaremos vertiendo en un recipiente el azúcar y el café, con un tenedor podemos ir mezclando bien las dos sustancias hasta que sea imposible de separar.
  2. Cuando ya esté mezclado, vamos a verter el aceite que hayamos decidido y volveremos a mezclar todo, en este momento iremos consiguiendo una especie de mezcla pastosa, no pararemos de remover hasta que esté completamente combinado.

Pasos para aplicarlo en el rostro

  1. Utilizar este exfoliante es realmente sencillo, tan solo necesitaremos aplicarlo en la cara con la yema de nuestros dedos e ir realizando masajes circulares por todo el rostro, de esta manera conseguiremos retirar toda la suciedad que se va acumulando en el cutis, debemos masajear durante 1 o 2 minutos y después dejaremos la pasta reposar en la piel durante unos 10 minutos.
  2. Cuando transcurra ese tiempo, retiramos todo el rostro con agua templada.

Café exfoliante facial

2º Receta: Exfoliante de azúcar y limón

El limón tiene grandes propiedades astringentes, por lo que será ideal a la hora de eliminar la grasa de la piel, por este motivo las pieles secas deben tener especial cuidado a la hora de utilizarlo, ya que si se exceden con él es posible que les cause irritación.

En las dermis más sensible, lo mejor es optar por otra receta. Aún así nosotros tenemos el control de nuestro exfoliante, por lo tanto lo ideal es ir ajustando las cantidades para personalizarlo todo lo posible a lo que nuestra piel necesita.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Dos cucharadas de azúcar de grano fino
  • Media cucharada de zumo de limón (dependerá del tipo de piel que tengamos)

Pasos a seguir para su fabricación

  1. Empezaremos exprimiendo el limón y reservando justo lo que vamos a utilizar, una vez que lo tengamos añadimos al zumo los otros dos ingredientes y removemos bien hasta conseguir que se mezcle todo.

En este caso quedará mucho más líquido que la receta anterior, pero gracias a los granos de azúcar podremos exfoliar la piel igualmente de forma satisfactoria.

Pasos para aplicarlo en el rostro

  1. Si tenéis en casa una pipeta, lo ideal sería verter la loción directamente en el rostro e ir masajeando con la yema de nuestros dedos durante 1 o 2 minutos, no es necesario que apretéis, ya que no exfoliará más, simplemente podemos causar más daños de forma innecesaria.
  2. Una vez que haya transcurrido esos minutos, aclararemos el cutis con abundante agua.

Limón exfoliante facial

3º Receta: Exfoliante de yogur y fresas

Las fresas no solo están ricas si nos las comemos, sino que tienen tantas propiedades que ¡hasta nuestra piel se aprovechará de ellas!, gracias a las semillitas con las que cuenta, se convierten un ingredientes ideal para exfoliar la dermis.

Ingredientes

  • 4 o 5 fresas machacadas
  • Un yogur natural de 125 ml

Pasos a seguir para su fabricación

  1. Para hacer esta mezcla, lo primero es machacar las fresas que vamos a utilizar, es importante que le quitemos el rabito verde. Una vez que ya estén listas las vertemos en un recipiente.
  2. Acto seguido vamos a remover muy bien un yogur hasta que quede líquido y lo añadimos a las fresas, en este momento removemos todo hasta que se mezclen por completo.

Pasos para aplicarlo en el rostro

  1. Con la yema de los dedos vamos a ir masajeando todo el rostro durante varios minutos, una vez que terminemos de frotar, la dejaremos actuar durante unos 10 minutos en la piel.
  2. Para finalizar, retiraremos con agua tibia.

Fresas Exfoliante facial

4º Receta: Exfoliante de arroz y agua

El arroz será ideal para incidir sobre los poros de la piel y retirar de ellos todas las impurezas de su interior. Esta receta es para pieles más gruesas, ya que el gránulo será más grande y en las pieles las sensibles puede causar un poco de irritación.

Ingredientes

  • Media taza de granos de arroz crudos
  • Cinco gotas de aceite de coco
  • Dos cucharadas de agua

Pasos a seguir para su fabricación

  1. Lo primero que debemos hacer es triturar los granos de arroz y conseguir que estos se hagan un poco más finos, de esta manera el impacto en nuestro cutis será menor.
  2. A los granos de arroz le añadimos el aceite de coco y el agua, removemos todo bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

Pasos para aplicarlo en el rostro

  1. Para usarlo tendremos que utilizar la yema de nuestros dedos e ir masajeando todo el cutis durante al menos dos minutos, de nuevo debéis tener presente que no es necesarios que ejerzáis mucha presión.
  2. Una vez trascurrido ese tiempo, debemos aclarar el rostro con abundante agua.

Arroz Exfoliante facial

Estas han sido las cuatro recetas que he querido compartir con vosotros para que podáis hacer en casa un exfoliante en un abrir y cerrar de ojos, como veis, son ingredientes que están por nuestra cocina y no es necesario que desembolsemos grandes cantidades de dinero para cuidar de nuestra piel.

Ahora solo queda que os lancéis y que descubráis por vuestro propio medio lo maravillosa que resulta la cosmética casera y lo imprescindible que es un exfoliante facial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *