Té de jengibre: ideal para las náuseas del embarazo. Receta y beneficios

Si has estado embarazada en algún momento es bastante probable que hayas sentido las incómodas y molestas náuseas matutinas. Aunque pueden darse en cualquier momento del embarazo a lo largo de los 9 meses de gestación, lo cierto es que es mucho más habitual que surja sobre todo en el primer trimestre y parte del segundo, […]

Si has estado embarazada en algún momento es bastante probable que hayas sentido las incómodas y molestas náuseas matutinas. Aunque pueden darse en cualquier momento del embarazo a lo largo de los 9 meses de gestación, lo cierto es que es mucho más habitual que surja sobre todo en el primer trimestre y parte del segundo, debido -se cree- a los cambios que se producen en los niveles hormonales de la mujer.

Té de jengibre en el embarazo

Se trata de un síntoma muy común del embarazo temprano, que se estima afecta a cerca de un 80% de las mujeres embarazadas a lo largo del primer trimestre de gestación.

En este sentido, uno de los remedios naturales que más tradicionalmente se viene utilizando como alivio para las náuseas matutinas del embarazo y sus síntomas y molestias relacionados, es la raíz de jengibre.

Aunque podemos encontrarlo fácilmente en el mercado, en el supermercado y en la frutería cerca de nuestra casa, lo cierto es que el jengibre crece bastante lejos, concretamente en China, India, África, el Caribe y otros climas que se caracterizan sobre todo por ser cálidos. La raíz de la planta es reconocida por sus usos en la cocina, gracias a sus cualidades como una especia y también como saborizante.

Además, también se ha convertido en un remedio tradicional en una amplia variedad de culturas durante miles y miles de años, precisamente por los diferentes beneficios y propiedades que aporta. De hecho, una opción sumamente útil y sencilla para disfrutar de estas cualidades es elaborando el popular té de jengibre, una bebida caliente que contiene la mayor parte de las cualidades que nos brinda su curiosa raíz.

Beneficios del té de jengibre

Consumido de forma regular, pero sin excederse en las cantidades (por ejemplo, no es aconsejable superar las dos tazas de té de jengibre por día), el té de jengibre es una bebida natural que aporta interesantes beneficios para la salud de la embarazada, en especial cuando surgen determinadas molestias tan comunes durante las primeras etapas de la gestación.

Una revisión de doce estudios científicos encontró que tomar jengibre -de diferentes formas y no solo en forma de té- fue efectivo para el tratamiento de las náuseas en el embarazo. Sin embargo, la mayoría de estos estudios también encontraron que no fue capaz de reducir la cantidad de veces que la embarazada vomitó.

Beber té de jengibre en el embarazo

Se estudian los motivos por los que el jengibre es capaz de aliviar las náuseas en el embarazo. Se cree, por ejemplo, que esta cualidad se deriva de su capacidad para ayudar en el vaciado del estómago. También se cree que puede ser debido a que ejerce cierto efecto sobre los diferentes receptores cerebrales que moderan las náuseas, aunque por el momento no se conocen los mecanismos exactos que intervienen en ello.

Otra revisión llevada a cabo en el año 2012 constató que el jengibre es un «tratamiento seguro y eficaz para las náuseas y los vómitos inducidos por el embarazo». No obstante, continuaba manteniendo las dudas acerca de «la dosis máxima segura de jengibre, la duración apropiada del tratamiento, las consecuencias de la sobredosificación y las posibles interacciones entre medicamentos y hierbas».

Cómo hacer el té de jengibre fácilmente

Ingredientes: 2 cucharadas de raíz de jengibre, 2 tazas de agua, 2 cucharadas de miel.

Preparación del té de jengibre: Prepara el jengibre fresco pelándolo y cortándolo en rodajas finas. Pon el agua en un cazo al fuego junto con los trozos de jengibre y deja que hierva durante al menos 10 minutos. No es adecuado que hierva más, para evitar que sea muy fuerte. Pasado este tiempo retira del fuego y endulza al gusto. ¡Listo! Recuerda no tomar más de 2 tazas por día.

Cuándo tomarlo si tienes náuseas: Lo cierto es que puedes tomar esta bebida natural desde el momento en el que sientas náuseas. O, en caso contrario, en ayunas tras haberte levantado (por ejemplo, antes de que surjan los primeros síntomas).

Té de jengibre contra las náuseas matutinas

¿Se trata realmente de una bebida segura para el embarazo?

El jengibre es un tratamiento popular común para las náuseas y para el malestar estomacal. De hecho, existe cierta evidencia científica que ha podido constatar que, efectivamente, esta planta ayuda para aliviar estas molestias tan habituales en la gestación.

Por ejemplo, estos estudios encontraron que, según parece, el jengibre es capaz de ayudar a la digestión al aumentar el flujo de saliva, mientras que otros encontraron que tomar té de jengibre podría ayudar a reducir las náuseas y los vómitos en algunas mujeres embarazadas.

Pero la realidad es que todas las mujeres embarazadas deben tener cuidado con el consumo de jengibre, ya que algunos expertos advierten que podría aumentar el riesgo de aborto espontáneo, sobre todo cuando es tomado a dosis altas. No obstante, no se considera peligroso un consumo menor de 1.500 mg, aunque se aconseja siempre consultar al médico. De hecho, algunos expertos aconseja rebajar esta cantidad y no superar los 1.000 mg diarios.

Advertisement

Varios estudios científicos, en los que se utilizó un promedio de 1.000 mg de jengibre por día, no fueron capaces de encontrar que tomar jengibre aumentara la probabilidad de que surgieran defectos de nacimiento.

Té de jengibre: ideal para las náuseas del embarazo. Receta y beneficios
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar