Té de jengibre: ideal para las náuseas del embarazo. Receta y beneficios

Si has estado embarazada en algún momento es bastante probable que hayas sentido las incómodas y molestas náuseas matutinas. Aunque pueden darse en cualquier momento del embarazo es mucho más habitual que surja sobre todo en el primer trimestre y parte del segundo, debido a los cambios que se producen en los niveles hormonales de la […]
ProFreshStyle

Si has estado embarazada en algún momento es bastante probable que hayas sentido las incómodas y molestas náuseas matutinas. Aunque pueden darse en cualquier momento del embarazo es mucho más habitual que surja sobre todo en el primer trimestre y parte del segundo, debido a los cambios que se producen en los niveles hormonales de la mujer. Hoy os presentamos una solución muy natural, el Té de Jengibre: Ideal para las naúseas del embarazo. Receta y Beneficios.

Té de jengibre en el embarazo

Té de Jengibre en el embarazo

El jengibre es una planta que se ha utilizado tradicionalmente por sus propiedades medicinales. Planta originaria del sudeste asiático, siendo la raíz la parte con mayor cantidad de propiedades aunque dependiendo de las necesidades también se puede utilizar tanto el tallo como los rizomas.

El Jengibre es una planta muy versátil ya que no sólo podemos tomarla en infusiones sino que también puede ser un condimento muy saludable en las comidas si optamos por utilizar jengibre rallado. Si lo que preferimos es la comodidad podemos optar por su presentación en cápsulas.

Té de Jengibre contra las Náusea

Las náuseas son muy habituales en las mujeres embarazadas ya que afecta a un 80% de las mujeres embarazadas, en especial durante el primer trimestre de gestación. En este sentido, uno de los remedios naturales que tradicionalmente se ha utilizando para aliviar las náuseas matutinas y las molestias típicas de la mujer gestante, es la raíz de jengibre.

Los caramelos de jengibre además de aliviar las molestas náuseas, nos ayudarán a combatir la acidez tan típica sobre todo en los primeros meses. Pero como siempre recomendamos, antes de tomarlas, consulta con tu médico, el podrá decirte si es recomendable en tu caso y la cantidad máxima que debes tomar.

No debemos olvidar la importancia de una correcta alimentación y más aún cuando nos encontramos embarazadas. No obstante el jengibre, tomado con moderación, se encuentra dentro de los alimentos recomendados ya que sus efectos no afectan ni a la salud del bebé ni a la de la mamá.

Los gingeroles, compuestos activos del jengibre, pueden ayudarnos a la hora de aliviar ciertos síntomas habituales durante el periodo de gestación en especial los vómitos y las náuseas

Té de jengibre para reforzar el sistema inmunológico

Seguramente sepas que durante el periodo gestacional, el sistema inmunológico se debilita teniendo como consecuencia la mayor predisposición a sufrir resfriados o gripes. El jengibre al tener propiedades antioxidantes, antivíricas y antibacterianas nos ayudará, de forma natural, a prevenir y en su caso combatir las posibles infecciones, sobre todo de las vías respiratorias. Tomando una taza de té de jengibre por la mañana conseguiremos reforzar nuestro sistema inmunológico.

Té de jengibre para mejorar la digestión

Si estás embarazada, te habrás dado cuenta que las digestiones se hacen más pesadas, nuestro abdomen se hincha provocando un exceso de gases y por lo tanto malestar. En estos casos también el té de jengibre nos puede ayudar sobre todo si añadimos un poquito de miel, de esta forma facilitaremos la digestión de los alimentos evitando la hichazón abdomina y por lo tanto, el exceso de gases.

Por otra parte, debido a los cambios hormonales y anatómicos, aproximadamente el 50% de las mujeres sufren estreñimiento en algún momento de su embarazo. Se cree que el jengibre tiene efectos estimulantes en el tracto digestivo, que pueden prevenir el estreñimiento y promover los movimientos intestinales regulares.

Té de jengibre para controlar los niveles de glucosa

Si estás embarazada y sufres lo que se conoce como diabetes gestacional o bien eres diabética, sabrás que durante el embarazo es mucho más difícil controlar los niveles de glucosa. El jengibre nos puede ayudar disminuyendo los niveles de glucosa y aportándonos más energía al organismo por lo que disminuirá la sensación de fatiga y cansancio.

Beneficios del té de jengibre

Consumido de forma regular, pero sin excederse en las cantidades (por ejemplo, no es aconsejable superar las dos tazas de té de jengibre por día), el té de jengibre es una bebida natural que aporta interesantes beneficios para la salud de la embarazada, en especial cuando surgen determinadas molestias tan comunes durante las primeras etapas de la gestación.

El jengibre posee una serie de propiedades muy beneficiosas para las mamás gestantes, entre otras debemos señalar que ayuda a reducir el colesterol, aporta hierro, ácido fólico y vitamina C, previene la aparición de trombos a la vez que nos proporciona una protección extra gracias a sus propiedades antibacterianas y antivirales.

Beber té de jengibre en el embarazo

El motivo por el que el jengibre es capaz de eliminar las náuseas en el embarazo puede ser debido a la capacidad para ayudar en el vaciado del estómago, o bien  por que ejerce cierto efecto sobre los diferentes receptores cerebrales que moderan las náuseas, aunque todavía se desconocen los mecanismos exactos que intervienen.

El jengibre será también beneficioso para nuestro bebé ya que aporta mayor suministro de sangre al feto a la vez que reduce los niveles de colesterol en sangre.

La musculatura se resiente durante el periodo gestacional, no sólo porque el peso de la tripa puede provocar dolores de espalda, sino que también por la mayor posibilidad de sufrir dolorosos ataques de ceática. No debemos olvidar que el peso extra localizado en la barriga provoca la distensión de los músculos.

Advertisement

El jengibre también nos puede ayudar en estas ocasiones. Tomando una taza al día de té de jegibre, los músculos recibirán un aporte extra de oxígeno aliviando los terribles dolores musculares que el peso produce.

Recetas ricas con jengibre

Té de jengibre contra las náuseas matutinas

Cómo hacer el té de jengibre fácilmente

Ingredientes: 2 cucharadas de raíz de jengibre, 2 tazas de agua, 2 cucharadas de miel.

Preparación del té de jengibre: Prepara el jengibre fresco pelándolo y cortándolo en rodajas finas. Pon el agua en un cazo al fuego junto con los trozos de jengibre y deja que hierva durante al menos 10 minutos. No es adecuado que hierva más, para evitar que sea muy fuerte. Pasado este tiempo retira del fuego y endulza al gusto. ¡Listo! Recuerda no tomar más de 2 tazas por día.

Cuándo tomarlo si tienes náuseas: Lo cierto es que puedes tomar esta bebida natural desde el momento en el que sientas náuseas. O, en caso contrario, en ayunas tras haberte levantado (por ejemplo, antes de que surjan los primeros síntomas).

Pollo al jengibre

Si queremos realizar un planto con un sutil toque oriental, prueba esta rica receta de Pollo al Jengibre con salsa de soja y arroz.

Advertisement

Ingredientes:

  • 3 pechugas de pollo
  • 200 gr. de arroz basmati
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 cucharada de vinagre
  • 1 trozo de jengibre
  • 1 vaso caldo de ave
  • agua
  • aceite virgen extra
  • sal
  • pimienta

Lo primero que tenemos que hacer es cocer el arroz, en este caso la proporción es importante echa la misma cantidad de arroz que de agua, un poquito de sal y dejamos cocer aproximadamente 12 minutos. Mientras, cogemos el pollo y sacamos filetes que salpimentaremos.

En un bol pondremos ralladura de jengibre, salsa de soja y azúcar y removemos, siempre en las cantidades que figuran en los ingredientes. Introducimos los filetes de pollo y los cubrimos dejándolos unos 15 minutos para que se impregnen bien.

Una vez transcurrido este tipo, sacaremos el pollo y lo saltearemos en una sartén con aceite. Cuando el pollo esté hecho, sácalo, es la hora de aprovechar la salsa de la maceración que ha sobrado, viértelo en la saltén añadiendo el caldo y el vinagre. Ya sólo queda reducir la salsa a fuego más bien fuerte.

Una vez terminado el proceso sólo queda servir, colocando el arroz a un lado y el pollo a otro, el centro lo ocupará la salsa que hemos reducido.

Advertisement

¿Se trata realmente de una bebida segura para el embarazo?

El jengibre es un tratamiento popular común para las náuseas y para el malestar estomacal. De hecho, existe cierta evidencia científica que ha podido constatar que, efectivamente, esta planta ayuda a aliviar las molestias tan habituales durante la gestación.

Sin embargo, el consumo excesivo de jengibre durante el embarazo también puede traer consecuencias no deseadas. Tomando jengibre en dosis muy elevadas puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo. No obstante, no se considera peligroso un consumo inferior a 1.500 mg, aunque se aconseja siempre consultar al médico. De hecho, algunos expertos aconseja rebajar esta cantidad y no superar los 1.000 mg diarios.

Té de jengibre: ideal para las náuseas del embarazo. Receta y beneficios
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar