¿Se puede beber alcohol durante el embarazo?

Una vez te has enterado de que estás embarazada, es bastante probable que una de las primeras preguntas que podrías haberte hecho es la de cambiar el orden de preferencia de las bebidas que sueles tomar con regularidad. Especialmente si conoces el caso de alguna amiga que, aún estando embarazada, se tomó alguna copa de […]

Una vez te has enterado de que estás embarazada, es bastante probable que una de las primeras preguntas que podrías haberte hecho es la de cambiar el orden de preferencia de las bebidas que sueles tomar con regularidad.

Beber alcohol en la gestación

Especialmente si conoces el caso de alguna amiga que, aún estando embarazada, se tomó alguna copa de vino o algún vaso de cerveza y dieron a luz a bebés perfectamente sanos. Y es que, ¿es adecuado beber alcohol durante el embarazo? ¿Incluso aunque sea en una cantidad tan pequeña como puntual?.

Desafortunadamente, no existe ninguna investigación concluyente que indique que beber alcohol mientras estás embarazada sea seguro. Al contrario, la mayoría de autoridades sanitarias reconocidas (como podría ser el caso de los Institutos Nacionales de Salud americanos o la propia Academia Americana de Pediatría) aconsejan evitar el consumo de alcohol durante la gestación, al no existir en realidad ninguna cantidad de alcohol segura.

Los riesgos del consumo de alcohol en el embarazo

Aunque por el momento nadie sabe con certeza si existe un límite seguro cuando se trata del consumo de alcohol durante el embarazo (o si incluso este límite sería distinto en diferentes mujeres), sí se conoce que el alcohol ingresa al torrente sanguíneo del feto en, aproximadamente, las mismas concentraciones que en la embarazada.

Es decir, el alcohol pasa directamente al bebé poco tiempo después de haberse tomado la bebida alcohólica. Y esto significa, en definitiva, que cada vez que la embarazada se tome una copa de vino, un cóctel o una cerveza, no la estará consumiendo sola: al contrario, la estará siempre compartiendo con su bebé.

Si esto es alarmante, lo es aún más el sabor que el bebé tomará el doble de tiempo que la madre para poder eliminar el alcohol de su pequeño sistema aún en desarrollo.

Por tanto, los riesgos de continuar bebiendo alcohol incluso después de saber que estás embarazada está directamente relacionado con la dosis, aún cuando optes por un consumo puntual (pero excesivo). Si esto es así tendrás un riesgo mayor de:

  • Aborto espontáneo.
  • Parto prematuro.
  • Complicaciones del parto.
  • Bajo peso del bebé al nacer.
  • Dar a luz a un bebé muerto.
  • Trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF). Se caracteriza por numerosos problemas físicos, del comportamiento y del aprendizaje.
  • Crecimiento y desarrollo anormal del bebé.
  • Problemas de desarrollo y bajo coeficiente intelectual en la infancia.

Por otro lado, el consumo excesivo de alcohol durante el embarazo (definido como el consumo de tres o más copas al día) puede ocasionar no solo una amplia variedad de complicaciones obstétricas graves, sino también el conocido como Trastorno del espectro alcohólico fetal, que mencionábamos brevemente en el apartado anterior.

Consiste en un grupo de afecciones que puede presentar un niño cuya madre tomó alcohol durante el embarazo, especialmente en grandes cantidades (aunque, como te comentábamos, no existe una cantidad segura de alcohol que se pueda consumir durante el embarazo).

Beber alcohol y embarazo

Estas afecciones pueden ser desde leves hasta grave, y pueden ser:

  • Cabeza de pequeño tamaño.
  • Estatura más baja, en comparación con la estatura promedio.
  • Bajo peso corporal.
  • Mala coordinación.
  • Características faciales consideradas como anormales.
  • Conducta hiperactiva.
  • Problemas de memoria.
  • Dificultades en la escuela o en el colegio.
  • Discapacidades del aprendizaje y problemas de comportamiento.
  • Retrasos en el lenguaje y en el habla.
  • Coeficiente intelectual bajo y discapacidad intelectual.
  • Problemas de audición y de visión.
  • Problemas del corazón.
  • Problemas de los riñones o los huesos.

¿Y si has tomado alcohol antes de saber que estás embarazada?

Si estás buscando un bebé, y estás tratando de quedarte embarazada, es evidente que la mejor recomendación sea dejar el alcohol. No obstante, puede ocurrir que, aún cuando no lo estés buscando, el embarazo ocurra, y no sepas que estás gestando un bebé hasta varias semanas después.

Mientras ocurre la confirmación del embarazo -y sus sospechas- pueden transcurrir varias semanas, durante las cuales es posible que hayas podido beber alcohol algún día.

Si es así, no debes preocuparte. No existen evidencias que indiquen que dar consumir alguna bebida alcohólica antes de saber que estabas embarazada pueda dañar al embrión en desarrollo.

No obstante, desde el momento en el que sepas que estás embarazada, lo mejor es evitar el alcohol, siempre.

¿Se puede beber alcohol durante el embarazo?
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar