Manchado y sangrado durante el embarazo, ¿debo preocuparme?

Es evidente que cualquier manchado o sangrado leve que surja en cualquier momento del embarazo puede convertirse en un motivo de preocupación extrema para muchas embarazadas. Y aunque puede ser algo verdaderamente aterrador, no tiene por qué ser una señal de que algo va mal. De hecho, muchas mujeres que notan o detectan algún sangrado […]

Es evidente que cualquier manchado o sangrado leve que surja en cualquier momento del embarazo puede convertirse en un motivo de preocupación extrema para muchas embarazadas. Y aunque puede ser algo verdaderamente aterrador, no tiene por qué ser una señal de que algo va mal. De hecho, muchas mujeres que notan o detectan algún sangrado a lo largo de la gestación dan a luz a un bebé perfectamente sano.

Manchado y sangrado en el embarazo

Cuando médicamente se habla de la presencia de un manchado o de manchas de sangre se considera como una cantidad ligera o trazas de sangre rosada, roja o de color marrón oscuro. Y pueden encontrarse cuando utilizas el baño o te cambias la ropa interior. Este manchado tiende a ser más ligero que el período menstrual.

A lo largo de la gestación, las manchas pueden ser causadas por diferentes factores. Y, evidentemente, son completamente diferentes a las hemorragias más intensas, en las que sí serán necesarias utilizar almohadillas, compresas o tampones para evitar que el exceso de sangre manche la ropa. Así, si el sangrado es abundante y además estás embarazada debes buscar atención médica urgentemente.

Manchados de sangre en el primer trimestre

Se estima que entre un 20 a un 30 por ciento de las mujeres embarazadas experimentan algún tipo de manchado durante las primeras 12 semanas de embarazo. Este manchado suele ser más bien leve, y ocurre con mayor frecuencia entre la sexta y la séptima semana de embarazo.

Y las manchas durante el primer trimestre de embarazo pueden deberse a:

  • Sangrado de implantación. Ocurre cuando el embrión se implanta en la pared uterina. Esto ocurre habitualmente entre 6 a 12 días después de producirse la concepción. No obstante, debes saber que no todas las mujeres experimentan este sangrado. Pero, de aparecer, suele considerarse como uno de los primeros síntomas de embarazo.
  • Embarazo ectópico. Se trata en realidad de una emergencia médica, ya que ocurre cuando el óvulo fertilizado se adhiere fuera del útero (esto es, en el lugar incorrecto o equivocado). Las hemorragias vaginales leves o intensas pueden ser un síntoma de embarazo ectópico, además de otros síntomas como dolor abdominal o pélvico agudo y/o sordo, sensación de presión en el recto, mareos o desmayos.
  • Aborto espontáneo. La mayor parte de los abortos espontáneos o involuntarios suceden en las primeras 13 semanas de embarazo. Si sabes que estás embarazada y experimentas algún tipo de manchado con sangre roja brillante o marrón, con o sin calambres, debes hablar con tu médico o acudir a urgencias.

Sangrado en el embarazo

Manchado durante el segundo y el tercer trimestre

No suelen ser tan comunes, pero el sangrado leve durante el segundo trimestre de embarazo puede ser debido a algún tipo de irritación en el cuello uterino, generalmente debido a una relación íntima o un examen cervical. También puede ser debido a la existencia de un pólipo cervical, que es un crecimiento inofensivo en el cuello uterino.

No obstante, si se experimenta un sangrado vaginal abundante, como un período menstrual, debes informar a tu médico de inmediato. Puede ser un signo de emergencia médica, como: placenta previa, trabajo de parto prematuro o aborto involuntario tardío.

Si el sangrado se produce al final del embarazo (esto es, en el tercer trimestre de gestación) puede ser debido igualmente a la realización de un examen cervical, o después de tener relaciones sexuales. Pero, si el sangrado es abundante, también puede ser debido a placenta previa o un desprendimiento de placenta.

Por otro lado, puede ser una señal de que el parto está comenzando. Por lo que llama a tu médico de inmediato o acude al hospital.

Embarazo y sangrado

¿Cuándo llamar al médico o acudir a urgencias?

Debes informar al médico que sigue la evolución de tu embarazo -además de a tu matrona- siempre que notes manchas o sangrado en cualquier momento de la gestación. Si es así, es posible que el médico considere la posibilidad de monitorear al feto o ser evaluado. Igualmente, te preguntará acerca de otros posibles síntomas, como dolor, calambres o fiebre.

Aunque un leve sangrado es absolutamente habitual al comienzo del embarazo, no lo es tanto en el segundo o tercer trimestre. Así, si experimentas algún tipo de sangrado durante esta etapa de la gestación se recomienda informar a tu médico de inmediato, o acudir rápidamente a urgencias.

Manchado y sangrado durante el embarazo, ¿debo preocuparme?
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar