Embarazo

Cuál es el mejor té para la embarazada

Muchas embarazadas optan por consumir ciertas infusiones adecuadas, o tés de hierbas durante la gestación con la idea de que es una opción excelente a la hora de mejorar la salud. Y, es cierto, muchos tés de hierbas proporcionan una fuente adicional de nutrientes de vital importancia en el embarazo, como es el caso del calcio, el hierro o el magnesio, veamos entonces cuál es el mejor té para la embarazada.

Cuál es el mejor té para la embarazada

Beber té en el embarazo

Debido a la falta de estudios existentes sobre si en realidad este tipo de bebidas son totalmente seguras para la salud tanto de la embarazada como del bebé aún en desarrollo, la mayoría de autoridades sanitarias y muchos médicos recomiendan mantener cierta precaución a la hora de ingerir infusiones.

A la hora de hablar del té suele ser común pensar únicamente en la bebida elaborada a partir de las hojas obtenidas de la planta del té, como ocurre con las variedades de té negro, té verde, té rojo o té blanco (entre otros). Sin embargo, en realidad existen dos tipos diferentes de té (que no debemos confundir con las variedades de té en sí mismas): los tés herbales y los tés no herbales.

Dentro de los tés no herbales, el té negro se convierte en una de las variedades más consumidas. Incluye mezclas como el popular Earl Grey, típicamente usado en el desayuno inglés. También destaca el té verde, que posee un sabor algo más suave y delicado (en comparación con la ligera amargura que generalmente caracteriza al té negro). Mientras que, el té oolong es en realidad una combinación de ambas variedades.

En el caso de los té no herbales son una bebida elaborada a partir de las hojas de la planta del té. Y, a diferencia de los herbales, sí contienen cantidades variables no solo de antioxidantes, sino también de cafeína. Por tanto, cuanto mayor sea el tiempo de oxidación o fermentación, mayor será su nivel de cafeína.

Además, el tiempo de preparación, el tamaño de la hoja y también el tipo de té pueden influir directamente en la cantidad de cafeína que encontraremos en la taza de té. Aún así, variedades de té descafeinado (o popularmente conocidos como ‘desteinado’) también podrían contener cafeína, aunque en cantidades mucho más pequeñas.

Té rooibos

También podemos mencionar los tés herbales, que habitualmente también pueden ser denominadas bajo el término de infusiones. Son bebidas elaboradas a partir de las raíces, bayas, flores, semillas y hojas de una variedad de plantas, y no solo a partir de las hojas reales de la planta de té. De hecho, los auténticos tés herbales no contienen cafeína.

En lo que se refiere al contenido en cafeína, una taza de té negro o té verde contienen habitualmente alrededor de 40 a 50 miligramos de cafeína. Y una variedad descafeinada o desteinada aportará igualmente en torno a 4 miligramos.

Si tenemos en cuenta que por el momento existe cierta controversia sobre cuánta cantidad de cafeína es segura, o si es más adecuado evitarla por completo, muchos médicos aconsejan que, durante el embarazo, mientras menos cafeína se consuma mejor, para reducir el riesgo de problemas en la gestación y en el desarrollo adecuado del bebé.

Por tanto, ante la duda, solo el té rooibos es una de las variedades más seguras en el embarazo, ya que contiene antioxidantes y sin embargo no aporta en absoluto ninguna cantidad de cafeína. Además, los tés de hierbas son bebidas naturalmente libres de cafeína, por lo que este compuesto estimulante no sería un problema cuando la embarazada decide optar por este tipo de bebidas.

No obstante, existen también variedad de opiniones acerca de la seguridad de este tipo de tés, tanto para las mujeres embarazadas como para las no embarazas. El motivo es evidente: por el momento faltan datos sobre su seguridad, por lo que a ciencia cierta no se conocen sus efectos en el desarrollo del bebé.

Se cree que la mayoría de tés herbales son seguros siempre que se consuman en cantidades razonables. No obstante, ante cualquier duda lo más adecuado siempre es consultar con tu médico.

Tés seguros en el embarazo

¿Y qué ocurre con tés populares en el embarazo?

Probablemente sepas que existen determinados tés tremendamente populares durante la gestación, porque podrían ayudar a acelerar el parto, o incidir en que éste se adelante o se produzca.

Un buen ejemplo es el té de canela, que habitualmente se consume con la intención de producir el parto. O el té de hoja de frambuesa, que al parecer podría ayudar a disminuir la duración del trabajo de parto.

En cualquier caso, como te indicábamos, lo más sensato siempre es preguntar a tu médico, antes de consumir cualquier tipo de infusión o té.

De todos modos, no estará de más que veamos algunos tipos de tés que suelen recomendarse tomar durante el embarazo, aunque repetimos de nuevo que ante cualquier duda, mejor consultar con el médico o ginecólogo.

Cual es el mejor te la embarazada

Té de jengibre

El jengibre es una excelente opción natural para aliviar la sensación de acidez estomacal o náuseas y puede usarse en el embarazo, siempre que no exceda la dosis de 1 gramo de raíz seca por día, en 200 ml de agua hirviendo, durante un período máximo de 4 días consecutivos.

Por lo tanto, si eliges beber té hecho con 1 gramo de jengibre, solo debes beberlo una vez al día (y hasta 4 días), generalmente por la mañana, ya que es el período más común para la aparición de náuseas.

Té de arándanos

La infección del tracto urinario es un problema muy común en el embarazo, especialmente debido a cambios hormonales en el cuerpo de la mujer. Por lo tanto, el arándano puede ser una solución excelente para prevenir el problema, ya que puede usarse durante el embarazo en una cantidad de 50 a 200 ml de jugo, 1 o 2 veces al día.

Té de hinojo

Además de su efecto calmante, tanto para la mujer como para el bebé, este té reduce las molestias estomacales, mejora la producción de leche materna y ayuda a regular la presión arterial.

Pero, como con cualquier té, esta bebida no debe consumirse en exceso. Las sustancias de hinojo, cuando están en exceso en el cuerpo, evitan que el cuerpo absorba algunos nutrientes, como vitaminas y minerales.

Té de limoncillo

Otro té beneficioso para el embarazo es el té de bálsamo de limón. Tiene un efecto calmante, que puede ser utilizado por mujeres embarazadas en casos de estrés, susto y trastornos del sueño, por ejemplo.

Además, ayuda con la digestión y disminuye las molestias comunes en el embarazo, como la sensación de hinchazón.

Té de lavanda

El té de lavanda (también conocido como lavanda) es ideal para combatir el estrés, reducir la ansiedad, mejorar el sueño y promover la relajación.

Es un té muy adecuado para mantener la calma del sistema nervioso durante el embarazo, especialmente en casos de estrés. Incluso su aroma ya tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso.

Té de manzanilla

El té de manzanilla es ese té que está permitido hasta cierto punto. Los estudios demuestran que este té es bueno para las mujeres embarazadas si su uso no es frecuente o excesivo.

Está indicado solo cuando la mujer tiene trastornos del sueño, náuseas, nerviosismo, ansiedad y estrés. No es una bebida recomendada en caso de embarazo arriesgado.

Té de hierba de limón

Por último, pero no menos importante, tenemos el té de hierba de limón: una bebida adecuada para combatir el malestar, la inflamación y las náuseas. Además de ser un té sabroso, ayuda a combatir enfermedades comunes en el embarazo.

Té de ciruela pasa

La ciruela pasa es una fruta que se puede usar durante el embarazo para tratar el estreñimiento de forma natural, sin la necesidad de recurrir a tés. Para hacer esto, solo ingiere 1 ciruela pasas 30 minutos antes de las 3 comidas principales, o coloque 3 ciruelas pasas para macerar en un vaso de agua durante 12 horas y luego beba la mezcla con el estómago vacío.

Cual es el mejor te para la embarazada

¿Qué tés no puede tomar una mujer embarazada?

Por otro lado, hay algunos tés prohibidos durante el embarazo. Ya sea por el efecto del aborto o por cambios que afectan el embarazo. Consulta la lista de tés que no deben consumir las mujeres embarazadas:

  • Té de canela: algunos estudios relacionan la composición del té de canela con el riesgo de aborto. Esto sucede debido a su compleja gama de sustancias que alteran el funcionamiento del metabolismo.
  • Té negro: el té negro es rico en cafeína, además de tener un alto contenido de acidez y traer la posibilidad de estreñimiento. Por lo tanto, no es un té que deben tomar las mujeres embarazadas.
  • Té de clavo: se considera abortivo y altamente metabólico, lo que daña el cuerpo de la mujer embarazada, ya que no se recomiendan cambios repentinos en las funciones metabólicas durante este período.
  • Té de perejil: también es considerado abortivo por la ciencia, ya que aumenta las contracciones uterinas y estimula la menstruación.
  • Té verde: además de contener cafeína, el té verde causa la alteración del metabolismo, algo que perjudica el embarazo.

Artículo de interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *