Mascarillas para las axilas: qué son, para qué sirven y cómo se utilizan

En los últimos años, muchos son los productos de cosmética e higiene que han revolucionado el mercado, y aunque para las axilas parece suficiente con aplicar el típico desodorante, o depilar, lo cierto es que podemos encontrar actualmente las llamadas mascarillas de axilas de las que os queremos ofrecer ahora todos los detalles ya que […]
ProFreshStyle

En los últimos años, muchos son los productos de cosmética e higiene que han revolucionado el mercado, y aunque para las axilas parece suficiente con aplicar el típico desodorante, o depilar, lo cierto es que podemos encontrar actualmente las llamadas mascarillas de axilas de las que os queremos ofrecer ahora todos los detalles ya que suponen un antes y un después en el tratamiento de la piel de esta zona. Veamos entonces toda la información de las Mascarillas para las axilas: qué son, para qué sirven y cómo se utilizan.

Qué son las mascarillas para las axilas

Puede que te suene a «cuento chino», pero lo cierto es que hemos comprobado cómo cada vez más se habla de las mascarillas para las axilas con el fin que la piel de esta zona pueda estar siempre cuidada y tratada de modo que entre otras cosas, evitemos la sudoración excesiva. 

Si lo pensamos, una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo, pero que no cuidamos mucho son las axilas. Abusamos de ellas con métodos agresivos de depilación y desodorantes químicos, ignorando que la piel en esta zona es muy delgada y delicada. Así que quizás la nueva tendencia de aplicar mascarillas para axilas no sea tan descabellada como parece en un principio.

Las mascarilla de axilas,  tiene como objetivo limpiar la piel de las axilas de impurezas, causadas sobre todo por el uso de productos químicos y agresivos durante muchos años. Al limpiar profundamente los poros, estas mascarillas también deberían ayudar a regularizar la sudoración y controlar el olor.

Para qué sirven las mascarillas para las axilas: beneficios

Al margen del tratamiento de la piel, las mascarillas para las axilas parecen tener ciertos beneficios, que podemos enumerar a continuación.

Transición más fácil a un desodorante natural

Los desodorantes naturales han irrumpido con fuerza en el mercado, pero claro a la hora de hacer la transición de los químicos a estos, es posible que experimentes erupciones, sudoración excesiva y también un aumento del olor de tus axilas

Las personas que han usado desodorantes y antitranspirantes estándar durante años probablemente hayan producido un exceso de bacterias malas en la axila, lo que aumenta el olor y causa más sudoración.

Se cree que el uso de mascarillas para las axilas ayuda a restablecer el equilibrio de las bacterias, dando como resultado un olor más natural. Sin embargo, no hay evidencia de que una mascarilla de axilas haga esto de manera más efectiva que el jabón y el agua.

Elimina la acumulación pegajosa en las axilas

Los productos antitranspirantes y desodorantes dejan una acumulación pegajosa debajo de las axilas, que es difícil de lavar incluso con jabón. El aluminio utilizado en estos productos obstruye los poros debajo de los brazos. Una desintoxicación de las axilas a base de una buena mascarilla puede ayudar a extraer algunos de los productos químicos que se han acumulado en las axilas.

Minimiza enfermedades frecuentes o agrandamiento de los ganglios linfáticos

Algunos sitios web afirman que el uso adecuado de mascarillas para las axilas puede arrastrar «toxinas causantes de cáncer» a través de la piel y alejarse de los ganglios linfáticos. Esto no está comprobado científicamente aunque sí que en muchas ocasiones se ha relacionado el uso de desodorantes convencionales y el hecho de desarrollar un cáncer de mama, así que tenemos que hacer mención de ello y esperar a que la ciencia responda.

Elimina el olor

Una razón destacada para el uso de la la mascarilla de axilas es que es capaz de eliminar o al menos minimizar el olor de las axilas. De este modo a medida que vas aplicando este tipo de mascarillas sobre las axilas, lograrás no solo regenerar y recuperar la piel de la zona, sino además poder disminuir progresivamente el olor.

Cómo se utilizan las mascarillas para las axilas

Utilizar mascarillas para las axilas es algo realmente sencillo, si bien la base en definitiva es usarla como si fuera una mascarilla para el rostro.

De este modo, lo único que tienes que hacer es ducharte, y una vez salgas de las ducha, debes aplicarte la mascarilla por toda la axila. 

Deja que la mascarilla haga su efecto purificante y enriquecedor durante un periodo de entre 15-20 minutos o hasta que veas que se ha secado por completo. Una vez se haya secado, la puedes retirar con un poco de agua tibia.

En principio, ya no tienes que hacer nada más, pero es posible que las primeras veces sientas la piel de las axilas más seca o tirante. Para aliviar esta sensación prueba a aplicar una crema humectante o un poco de desodorante natural.

Las mejores mascarillas para las axilas

Una vez os hemos ofrecido la información de lo que son las mascarillas para las axilas, qué beneficios tienen y cómo se aplican, será bueno saber qué tipo de mascarillas de axilas podemos encontrar actualmente en el mercado.

Advertisement

Mascarilla para axilas de Lavanila

Lavanila es una marca americana que desde hace un tiempo tiene en el mercado una mascarilla para axilas de desintoxicación saludable, equipada con un cepillo para aplicación, a base de carbón, ácido de manzana y sílice.

Mascarilla para axilas de Earths Purities

Otra de las mascarillas que podemos recomendarte es esta de Earths Purities, que propone la mascarilla Detox-A-Pit , que cuenta entre sus ingredientes principales con  arcilla de bentonita australiana, carbón activado, vinagre de manzana orgánico, plata coloidal, aceite de coco orgánico y extractos de vainilla y almendra.

Mascarilla para axilas natural

Si deseas poder hacer tu propia mascarilla para axilas natural, bastará con comprar un poco de arcilla verde y mezclar con agua, añade además una cucharada de vinagre de manzana para que puedas desintoxicar ya la vez mitigar el olor a sudor en las axilas. Aplica bien tras haberte duchado, cuando los poros de la piel están abiertos, y deja que se seque. Después retira con un poco de agua tibia y listo, comprobarás en poco tiempo como tus axilas resisten mejor el uso de un desodorante natural y cómo han dejado de sudar y de oler como en el pasado.

Advertisement
Mascarillas para las axilas: qué son, para qué sirven y cómo se utilizan
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar